Golf Marbella: disfrutar del deporte en un lugar privilegiado

Los orígenes del golf son generadores de intensos debates entre los expertos. Algunos los sitúan en el Imperio Romano, otros en Francia, mientras hay quien los sitúa en Holanda. Lo único en que concuerdan es que la forma moderna de este deporte aparece en Escocia, alrededor del siglo XV. Desde entonces, ha sufrido una notable expansión, llegando a todas las partes del globo; un ejemplo de ello es golf Marbella.

Características principales

¿En qué consiste esta actividad deportiva? La finalidad es introducir una pequeña bola, fabricada con distintos plásticos, en un hoyo, situado a una distancia variable. Se debe hacer en los mínimos golpes posibles, utilizando para ello diversos palos, con diversa forma y peso, dependiendo de lo que la situación requiera.

Se han probado los múltiples beneficios físicos de su práctica: mejora la flexibilidad, aumenta la resistencia cardiovascular, etc. Por otra parte, a diferencia de otras actividades deportivas, si se realiza correctamente el riesgo de lesión es mucho menor, lo cual facilita que pueda ser practicado a cualquier edad.

Asimismo, tiene una incidencia psicológica positiva. Se ha demostrado científicamente que reduce el estrés y mejora el autocontrol, la autoestima, la concentración y la capacidad de toma de decisiones. Además, como cualquier otra actividad en grupo, refuerza las relaciones sociales entre jugadores.

El terreno de juego y lo que lo rodea

Como en casi todos los deportes, el lugar donde se desarrolla es muy importante. El golf se juega al aire libre, es decir, no hay ningún elemento que resguarde a los jugadores. Debido a la trascendencia que posee el tipo de terreno, el campo debe reunir unos mínimos requisitos: césped perfectamente cuidado, variedad de suelos, inclinación de la orografía…

Pocos lugares existen en el mundo que reúnan tal serie de idóneas características. En este sentido, el contar con renombrados expertos en el diseño de campos, como Robert Trent, es una garantía de calidad.

Jugar en un ambiente agradable y en el terreno apropiado es todo un placer. Por ello, es recomendable acudir a lugares de prestigio, en los que se sepa de antemano que lo necesario estará cubierto. Aproveche para visitar aquellos grandes complejos que, al placer de jugar a este maravilloso deporte, le suman diversos alicientes, como servicios de restaurantes, tiendas de ropa y equipamiento o incluso pistas para practicar otros deportes.