Abogado en Toledo: ¿Es el despido el fin del camino?

Las razones por las que tras un despido el trabajador se demora en contratar un abogado en Toledo o decide no hacerlo pueden estar relacionadas con la falta de conocimiento sobre sus posibilidades.

Aunque un despido significa la ruptura de la relación de trabajo y por tanto, la terminación del contrato, no quiere decir que aun no queden pendientes obligaciones por cumplir. Dichas obligaciones estarán condicionadas a la modalidad del despido y de ahí que la contratación de un abogado sea tan necesaria.

Si el despido se ha producido sin una causa válida que lo justifique, seguramente el trabajador no estará de acuerdo con dicha decisión y en resguardo de sus derechos, la ley le permite oponerse a dicho despido a través de un procedimiento cuyo fin es demostrar la improcedencia del despido para que se ejecute alguna de las dos consecuencias derivadas de dicha calificación.

abogado en ToledoNo se va con las manos vacías

De la declaratoria de la improcedencia del despido se deriva la orden de una inmediata reincorporación del trabajador a su puesto de trabajo. Esto quiere decir, que el mismo será readmitido y se le restituirán sus derechos iniciales en cuanto a cargo, salario y demás conceptos laborales.

Sin embargo, en muchos casos la empresa mantiene su firme decisión de despido y para proteger los derechos del trabajador frente al despido improcedente, la solución es una indemnización.

Como excepción a esta regla, se protegen los derechos de los trabajadores que cumplen un rol de representación de otros empleados, en cuyo caso la decisión de readmisión o pago de una indemnización corresponde a este.

Tenga en cuenta que cuando a una empresa no le sea conveniente la continuidad de uno o varios trabajadores, utilizará cualquier medio para lograr su despido y la calificación de su procedencia, por eso tiene que estar bien representado.